Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

¿Como debe ser mi casa si la zona es fría?

Construir una casa en zonas de frio requiere tener en cuenta algunos aspectos importantes para garantizar el confort, la seguridad y la eficiencia energética de la vivienda. A continuación, te presentamos algunos consejos y ejemplos de materiales, características y diseños que puedes aplicar para lograr una casa adecuada para climas fríos.

Materiales

Los materiales que se elijan para construir una casa en zonas de frio deben tener una buena capacidad aislante, es decir, que impidan el paso del frío o del calor entre el exterior y el interior de la casa. Algunos de los materiales más utilizados son:

  • La madera: Es un material natural, renovable y resistente, que además tiene propiedades térmicas y acústicas. La madera se puede usar tanto en la estructura como en el revestimiento de la casa, creando un ambiente cálido y acogedor. Se recomienda usar madera tratada o impermeabilizada para evitar la humedad y el deterioro.
  • La piedra: Es otro material natural, duradero y aislante, que además aporta un aspecto rústico y elegante a la casa. La piedra se puede usar en las fachadas, los muros o los pisos, combinándola con otros materiales como la madera o el metal. Se debe cuidar el sellado de las juntas para evitar filtraciones de agua o aire.
  • El ladrillo: Es un material económico, versátil y aislante, que se puede usar tanto en la estructura como en el revestimiento de la casa. El ladrillo se puede pintar o dejar al natural, según el estilo que se quiera lograr. Se debe usar un mortero adecuado para evitar grietas o fisuras.
  • El adobe: Es un material ecológico, biodegradable y aislante, que se elabora con una mezcla de tierra, agua y fibras vegetales. El adobe se usa para construir los muros de la casa, creando un ambiente térmico y acústico óptimo. Se debe proteger el adobe con un revestimiento impermeable para evitar la erosión o el desgaste.
  • Ventanas de Doble o Triple Panel. Las ventanas son áreas propensas a la pérdida de calor. Optar por ventanas de doble o triple panel con recubrimientos de baja emisividad (Low-E) ayuda a reducir la transferencia de calor y evita la formación de condensación en las superficies interiores.

Características

Las características que se deben considerar para construir una casa en zonas de frio son:

  • La orientación: Se debe orientar la casa de tal manera que aproveche al máximo la luz y el calor del sol, especialmente en las estaciones más frías. Para ello, se debe ubicar la mayor parte de las ventanas y las habitaciones principales en la fachada sur, mientras que se debe reducir el tamaño y el número de las ventanas en la fachada norte.
  • La forma: Se debe optar por una forma compacta y simple, que reduzca la superficie expuesta al frío y minimice las pérdidas de calor. Para ello, se debe evitar las formas irregulares, los salientes o los huecos innecesarios. También se puede optar por una forma alargada o inclinada, que facilite la captación solar y la evacuación de la nieve.
  • La envolvente: Se debe diseñar una envolvente eficiente, que aísle térmicamente la casa y evite las filtraciones de aire o agua. Para ello, se debe usar materiales aislantes tanto en los muros como en los techos y los pisos, así como sistemas de sellado y ventilación adecuados. También se puede usar sistemas de doble vidrio o vidrio bajo emisivo en las ventanas, que reducen la transmisión térmica.
  • La calefacción: Se debe elegir un sistema de calefacción adecuado para el clima y las necesidades de la casa. Algunas opciones son: la calefacción por suelo radiante, que distribuye el calor de manera uniforme por toda la superficie; la calefacción por radiadores, que emite el calor por convección; o la calefacción por chimenea.

Diseño

Según el blog Busca tu Choza, para climas fríos se recomienda menos altura, para que el calor se concentre más dentro de la casa. Con un techo plano se recomienda una altura de 2,30 a 2,20 metros de piso a techo. Con un techo inclinado o a dos aguas, se puede usar una altura similar o mayor, según el diseño y la inclinación del techo.

Construir una casa de dos plantas en un clima frío puede ser una opción viable, pero hay varios factores que debes considerar antes de tomar una decisión. Aquí hay algunos puntos clave a tener en cuenta:

  1. Aislamiento: En un clima frío, el aislamiento es esencial para mantener la temperatura interior cómoda y reducir los costos de calefacción. Asegúrate de usar materiales de alta calidad para el aislamiento en paredes, techos y pisos, y presta especial atención a las áreas donde se puedan producir puentes térmicos, como ventanas y puertas.
  2. Eficiencia energética: Una casa de dos plantas podría requerir más energía para calentar que una casa de una planta debido a la mayor área de superficie expuesta al exterior. Considera implementar sistemas de calefacción eficientes, como calefacción radiante, bombas de calor o estufas de alta eficiencia, y asegúrate de que la casa cumpla con estándares de eficiencia energética.
  3. Diseño: El diseño de la casa debe tener en cuenta la orientación solar y la distribución de las ventanas. Maximize la exposición al sol en las áreas de estar para aprovechar la energía solar pasiva, lo que puede ayudar a calentar la casa de manera natural.
  4. Ventilación: Un buen sistema de ventilación es importante para eliminar la humedad y mantener un ambiente saludable en el interior. En climas fríos, puede ser desafiante mantener el equilibrio entre la ventilación adecuada y la retención de calor, por lo que un sistema de ventilación controlada es recomendable.
  5. Estructura y diseño: Una casa de dos plantas necesita una estructura sólida para soportar las cargas. Además, considera el diseño de la escalera que conectará las plantas, asegurándote de que sea accesible y seguro, especialmente en condiciones resbaladizas debido a la humedad o el hielo.
  6. Materiales de construcción: Algunos materiales pueden ser más adecuados para climas fríos que otros. Por ejemplo, ciertos tipos de revestimientos exteriores y techos pueden resistir mejor las condiciones climáticas extremas. Consulta con arquitectos y constructores locales para elegir los materiales adecuados.
  7. Costos: Construir una casa de dos plantas puede ser más costoso que una de una sola planta debido a los materiales y la mano de obra adicionales requeridos. Además, los costos de calefacción y mantenimiento pueden ser más altos en climas fríos.
  8. Regulaciones locales: Asegúrate de cumplir con todas las regulaciones y códigos de construcción locales relacionados con las casas de dos plantas y las consideraciones específicas para climas fríos.

Entonces, es posible construir una casa de dos plantas en un clima frío, pero es fundamental que tomes en cuenta factores como el aislamiento, la eficiencia energética, el diseño, la ventilación y los materiales de construcción adecuados para asegurarte de que la casa sea cómoda, eficiente y duradera en condiciones climáticas adversas.

Conclusiones

La construcción de casas en zonas frías requiere una planificación y consideración meticulosa en términos de materiales, características de diseño y técnicas constructivas. La combinación de aislamiento de alta calidad, ventanas eficientes, orientación solar inteligente, materiales de masa térmica y diseños eficientes en energía puede resultar en viviendas cómodas, sostenibles y de bajo consumo energético en estas condiciones climáticas desafiantes.

Al abordar estos aspectos clave, los propietarios y diseñadores pueden crear casas que mantengan el calor en invierno, minimicen la pérdida de energía y ofrezcan un ambiente interior agradable y confortable en las zonas más frías del mundo.